Un encuentro inesperado en Nuquí, costa pacífica colombiana, no solo mar, playa y ballenas


 

Recientemente, visité el municipio de Nuquí (Chocó-Colombia), y mientras todos contemplaban el mar y la playa y como se empezaba a formar el lindo atardecer del Pacifico (gracias a la estratégica posición occidental de nuestra costa pacífica), yo de espaldas al mar miraba y escuchaba la selva, y apareció un ruido diferente, pero que había escuchado antes en los llanos de Venezuela y en el bajo Atrato (Chocó-Colombia) y me emocioné, Será!; levante mi camara, enfoque y empece a buscar, al inicio solo veía bultos negros, la distancia era considerable y no cargaba mi trípode, me apoyé en una baranda y ahí estaban, monos aulladores (Alouatta palliata), que emoción, era un grupo que incluía juveniles, parecían hacer lo mismo que los turistas, contemplar el atardecer. En ese momento pensé, de verdad que en nuestra costa pacífica se vive y se puede ofertar otro tipo de turismo; un turismo diferente, especial, mejor remunerado para todos. No digo que el puerto de Tribugá no se deba construir, aunque me inclino más porque NO; pero si debe ser clave, prioritario el que se tenga en cuenta la posición de nuestras comunidades, las que han habitado estos territorios por años, pues ellos, a paso lento, pero vienen forjando otro tipo de desarrollo y deben ser escuchados; un amigo de la zona en una charla decía PUERTO SI, PERO NO ASÍ, que sabia me parece esa frase. Pero bueno eso será una discusión para otros espacios; por ahora los invito a conocer nuestra costa pacifica, e incluir en su visita un recorrido por el bosque para contemplar nuestra inmensa biodiversidad y si tienen suerte se encuentren con mis amigos los monos aulladores, que diferente a muchos de nuestros mamíferos, tienen actividad diurna y emiten unos fuertes sonidos que pueden abarcar hasta un radio de 8 km; así que espero los puedan encontrar y a lo mejor fotografiar más de cerca, para ver si obtienen una mejor foto que la mía, bastante pixelada jajaja, suerte en su aventura.